Todo empieza por casa

Aguas Cordobesas Las pequeñas acciones hogareñas son enormes colaboraciones para cuidar el agua. ¿Se animan a probar?

¡Manos a la obra! Acá les contamos qué pueden hacer en los diferentes espacios de la casa para cuidar del agua. Y atención: ¡estas son acciones que para grandes y chicos!

En la cocina. El lavado de los platos es la tarea con la que más agua se gasta. Una alternativa es cerrar la llave mientras enjabonan la vajilla y abrirla sólo para enjuagar.

A la hora de lavar frutas y verduras, lo mejor es colocar agua en un recipiente y cambiarla las veces que sea necesario, pero evitar hacer con la canilla constantemente abierta.

En el baño. Hacer duchas breves es una decisión muy efectiva que no sólo ayuda a ahorrar agua, sino también luz y gas. Y algo más: abran la ducha cuando empiecen a bañarse, no antes.

No dejen correr el agua al cepillarse los dientes o afeitarse, sino sólo al momento del enjuague. Usar vasos u otros recipientes es otra buena alternativa.

En el uso del inodoro, no descarguen toda el agua del depósito, ya que en algunas ocasiones con sólo presionar un poco alcanza.

En el jardín.  Lo ideal para esta parte de la casa es planificar y diseñar eligiendo plantas autóctonas, ya que requieren el agua justa para el clima en el que viven, lo que evita usar el riego para mantenerlas. Si el riego es necesario, hacerlo en la dosis justa y usando balde o regadera, no la manguera.

En este link les dejamos más datos sobre ahorro de agua en el hogar.

Y acá viene un consejo general, que parece obvio, pero es muy importante: cerrar correctamente todas las canillas del hogar y reparar aquellas que tengan pérdidas. ¿Sabían que una canilla con pérdida puede derrochar entre 300 y 700 litros de agua por día?

Otro consejo muy útil es el uso de dispositivos economizadores para canilla e inodoros, que permiten ahorrar hasta un 50% del consumo habitual. Aquí les dejamos más información sobre este tema.



OTRAS NOTICIAS