Potabilización: un proceso sin descanso

Aguas Cordobesas La potabilización es el proceso por el cual se trasforma agua cruda en agua apta para el consumo humano. Funciona todos los días del año, durante 24 horas. Les contamos datos y cifras increíbles.

Aguas Cordobesas cuenta con dos plantas potabilizadoras: Suquía y Los Molinos. Juntas suman 17.500 horas de producción por año, y un total de 166 mil millones de litros de agua.

La potabilización conlleva siete pasos. El primero es la captación y desbastado inicial, con el cual el agua cruda es liberada de los cuerpos de mayor tamaño. A ello sigue la pre-desinfección mediante la aplicación de ozono y/o tratamientos de eliminación de olores y sabores. 

Con la incorporación de coagulantes, la siguiente etapa es la clarificación, que se realiza en dos pasos: por decantación y posterior filtrado, donde se separan las partículas sólidas para eliminar la turbiedad. Por último se realiza el proceso de desinfección final con la aplicación de cloro y la nivelación de acidez (pH) con la incorporación de agua de cal.

Una vez potabilizada, el agua ingresa a los depósitos de reserva, desde donde sale para alimentar a los 3986 kilómetros de red de distribución de Aguas Cordobesas.

Este enorme mecanismo también contempla 720 análisis de laboratorio que cada día se realizan en ambas plantas para asegurar la calidad del agua.

En esta infografía, los invitamos a conocer cada detalle del proceso y muchos más datos.



OTRAS NOTICIAS