Océanos: termostatos del planeta

Aguas Cordobesas Las corrientes marinas son las responsables de transportar la energía del sol entre los trópicos y los polos, distribuyendo así el calor por la Tierra.

El agua cumple en el planeta una misión verdaderamente sorprendente: es la responsable de regular la temperatura a través de la redistribución de la energía solar. 

A esto lo explica Federico Robledo, doctor en Ciencias de la Atmósfera y los Océanos, e investigador del CONICET, en el documental Aguas Adentro: el ciclo del agua: “Las zonas tropicales tienen una mayor concentración de la energía que viene del sol, mientras que en las zonas de los polos hay un déficit de esa energía. Entonces, el sistema climático se pone en funcionamiento para redistribuir el calor”.

Esto se logra a través de las corrientes marinas, que son las que llevan esa energía. De hecho, expertos de la NASA definieron a los océanos como los grandes termostatos globales del planeta.

En los polos el agua está más fría, lo que hace que se generen hielos marinos. Al formarse ese hielo, el agua del mar libera la sal, que se queda en esa misma agua, debido a que el hielo no retiene sal. Es decir que esa agua, que tiene más sal que antes, se hunde. “Esa agua que se hunde en la misma agua, y que luego empezará a circular por el océano, con el tiempo aflorará en los océanos tropicales, y ese transporte de masa de agua va llevando la energía de un lugar a otro”, detalla Robledo.

Para conocer más sobre este apasionante tema, pueden hacer clic en este link del documental Aguas Adentro,  de Canal Encuentro.



OTRAS NOTICIAS