Jardines sustentables: ¿cómo hacer un “Xeriscape”?

Aguas Cordobesas El término alude a crear el modelo de jardín que menos agua consuma en cada región. Es una tendencia que apunta a la conservación de agua a través de la jardinería creativa.

Xeriscaping significa conservación de agua, jardinería tolerante a la sequía o simplemente el uso de la planta adecuada en el lugar adecuado. Se trata de crear un jardín con plantas que usen menos cantidades de agua para ayudar a la gente a disminuir el consumo y reducir el mantenimiento. Para diseñar tu propio jardín de acuerdo a esta técnica podés seguir estos consejos y estarás haciendo un gran aporte a la preservación del medioambiente:

· Analizar el lugar. La clave para el Xeriscape es aprender cuáles son las plantas cuyas necesidades son fácilmente satisfechas por el lugar, y la única forma de saberlo es determinarlo que el lugar produce naturalmente. Para esto, es importante averiguar cuáles son los lugares más soleados y más oscuros, realizar un análisis del suelo y analizar cómo es el ciclo de lluvias. Todo esto determinará qué clase de plantas crecerán bien allí.

· Clasificar las zonas. Hay al menos tres formas de clasificar todas las zonas que puede co-existir en un mismo lugar: oasis (la que se ubica cerca de una estructura grande y pueda beneficiarse de la escorrentía de la lluvia y de la sombra. También puede existir alrededor de un árbol grande o al borde de un bosque o huerto), transición (un área "amortiguadora" entre los oasis y las zonas áridas) y áridas (las más alejadas de las estructuras, que reciben la mayor cantidad de luz solar).

· Seleccionar las plantas.Consultar en los viveros cuáles son las plantas más apropiadas para la zona y armar un listado.

· Llenar grandes áreas con sustitutos de pasto. El típico pasto verde es una "alfombra" sedienta y difícil de mantener. Se la puede reemplazar restaurando el pasto natural del lugar. El área que normalmente se cubre con pasto suele ser muy árida, por lo que cubrirla con alguna especie de planta fácil de mantener también puede ser provechoso. Si el área de "pasto" es tan amplia que las plantas de poco mantenimiento llaman mucho la atención, se puede crear un foco de atención al centro: plantar un árbol o arbusto resistente a la sequía, elevar un poco el suelo o colocar una estructura decorativa (como una carretilla con  flores, etc).

· Agrupar las plantas que necesitan agua en estructuras cercanas. Incluso, se recomienda plantarlas en contenedores de manera que las raíces reciban más agua (en lugar de que esta se filtre hacia el suelo que las rodea, donde puede estimular el crecimiento de mala hierba o “yuyos”). De ser necesario, se puede instalar un sistema de irrigación por goteo para regar las plantas. Esto minimiza la evaporación del agua y, mientras más lentamente se riegue, habrá menos escorrentía.

· Suavizar los límites. Llenar las áreas de transición entre las zonas áridas y las de oasis con plantas que se encuentren en el medio del espectro en cuanto a estética y necesidades de agua y luz solar. Una forma de hacer esto es crear un efecto "cascada" de las plantas del oasis(altas y llamativas) a la zona de transición (un poco más pequeñas, que llaman la atención más por su textura que por su color) a la zona árida (bajas,sutiles y muy resistentes a las sequías)



OTRAS NOTICIAS