¿Cómo controlamos el agua que distribuimos?

Aguas Cordobesas El proceso de producción es nuestra máquina del agua, un sistema a través del cual Aguas Cordobesas lleva el recurso hídrico a todos los puntos de la ciudad de Córdoba. Y así como este proceso no para nunca, su control también es constante.

Para Aguas Cordobesas, producir significa llevar agua apta para consumo a la red de distribución, y esto se logra a través del sistema de potabilización, un proceso continuo que trabaja las 24 horas del día, los 365 días del año. 

El correcto funcionamiento de este proceso está directamente ligado con el control, lo que en definitiva garantiza la calidad del agua que entregamos. En total, se realizan unos 15.000 análisis mensuales, y el proceso de calidad de producto toma más de 4.000 muestras mensuales.

Se realizan dos tipos de controles: los controles de proceso, que verifican, entre otras variables, caudales de ingreso, dosificaciones de los distintos insumos para potabilización y variables de proceso; y los controles de calidad, que son realizados por los operadores de planta y el responsable de guardia monitoreando los parámetros de calidad de agua en las diferentes etapas del proceso mediante equipos continuos y de mesada. Estas corresponden al agua cruda, pretratada, decantada, filtrada y para consumo. Todos estos controles utilizan tecnología que brinda información en tiempo real.

¿Quieren conocer más sobre el control del agua que entregamos? Pueden hacer clic en este enlace. Y aquí también les dejamos una lámina que describe el proceso de potabilización con todos sus detalles. 



OTRAS NOTICIAS