Instalación y renovación

La instalación del medidor es realizada por Aguas Cordobesas o por las empresas contratistas que la empresa designe.

La renovación se realizará cuando el aparato haya excedido su vida útil, que es de 7 (siete) años a partir de su habilitación, lo hará la empresa con cargo al usuario. Mientras que durante la vida útil del aparato, las renovaciones que sean necesarias estarán a cargo de la empresa, salvo que se debieran a manipulaciones ajenas a Aguas Cordobesas, en cuyo caso estarán a cargo del usuario.

Asimismo, cuando el inmueble tenga más de una conexión, cada una de ellas deberá contar con un medidor.

También será a cargo del cliente la instalación del medidor en forma anticipada, por fuera de los planes de instalación aprobados para cada año por el Ente de Control, al igual que la instalación de medidores en una zona de expansión de la red de distribución.

A partir de la instalación del medidor, Aguas Cordobesas puede empezar a facturar los servicios de acuerdo al régimen medido. Todas las conexiones nuevas de la empresa incluyen un medidor.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si aún no tengo medidor instalado, ¿puedo tenerlo más adelante?

Sí, Aguas Cordobesas tiene en vigencia planes masivos de instalación de medidores en el marco de las acciones tendientes a reducir los consumos globales en la ciudad de Córdoba según lo dispuesto por el Decreto N°1248 del Poder Ejecutivo provincial. Para la planificación de la instalación se realiza un análisis técnico de los perfiles de consumo por barrio y por zonal y se priorizan para la colocación los barrios donde se verifican mayores niveles de consumo, particularmente para usos no esenciales como riego de jardines y llenado de piletas.

¿Qué responsabilidades hay en cuanto a la manipulación y cuidado del medidor?

El usuario deberá mantener intactos los precintos que garantizan la no manipulación del medidor y velar por las condiciones idóneas del medidor para la toma de lectura del mismo.