Calidad del agua

Se denomina agua potable al agua apta para consumo humano. El término se aplica al agua que se puede consumir sin que existan riesgos para la salud, ya que cumple con las normas de calidad promulgadas por las autoridades locales e internacionales.

La calidad del agua que produce Aguas Cordobesas está regulada por el Contrato de Concesión, específicamente en su Anexo V. El Contrato se basa a su vez en las “Normas provinciales de calidad y control de aguas para bebidas” (Resolución DiPAS 608/93) y en las recomendaciones de las “Guías de calidad de aguas” de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para establecer su potabilidad, se consideran parámetros físicos, químicos, bacteriológicos y biológicos que se analizan según criterios de frecuencia tanto en el agua cruda, durante el tratamiento de potabilización y en su distribución por la red.

Parámetros físico-químicos
Las características físicas del agua son las que pueden impresionar a los sentidos (vista, olfato, etcétera). Tienen incidencia directa sobre las condiciones estéticas y de aceptabilidad del agua. Se consideran importantes las siguientes:
— turbiedad;
— sólidos solubles e insolubles;
— color;
— olor y sabor;
— temperatura

Parámetros con acción directa sobre la salud
Existen elementos inorgánicos cuya presencia en el agua por encima de los límites permitidos puede resultar tóxica para la salud, como el arsénico, cromo, flúor, plomo, mercurio, cadmio, entre otros. Existen además compuestos orgánicos que pueden provenir de la fuente y que se analizan rutinariamente como plaguicidas, hidrocarburos, detergentes, fenoles, etcétera.

Parámetros microbiológicos 
Los parámetros a los que refiere este grupo son principalmente las bacterias coliformes totales y Escherichia coli, como organismos indicadores de contaminación. Según las Normas el agua potable no debe contener ningún microorganismo patógeno ni bacterias indicadoras de contaminación fecal.

Para analizar el agua que sale de las plantas potabilizadoras y consumen a diario los cordobeses, la empresa lleva a cabo un plan de muestreo según el cual se realizan más de 4.000 análisis mensuales.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Por qué se le pone cloro al agua?

Este producto, que se adiciona en la última etapa del proceso de potabilización, tiene la función de garantizar la ausencia de microorganismos en el agua y se constituye en un indicador por excelencia de potabilidad. Lo invitamos a consultar el documento "La importancia del cloro".

¿Puedo preparar la mamadera con agua de la canilla?

El agua potable es el producto alimenticio más controlado del mercado mediante las normas locales e internacionales que regulan los estándares de calidad del agua para consumo humano. En la ciudad de Córdoba, el agua que se distribuye está controlada los 365 días del año ("Control de calidad de agua"). Por eso, puede utilizarla con seguridad para preparar mamaderas y otros alimentos para los bebés. Puede consultar consejos en "Cómo mantener la calidad del agua en el hogar".

¿Qué es la dureza del agua?

La dureza del agua está relacionada con la presencia de calcio y mangnesio. Las Normas provinciales de calidad y control de agua para bebida de la provincia de Córdoba establecen un valor de dureza total igual o menos de 200 mg/l.