Planeta Agua

El ciclo del agua

El agua, en sus tres estados, desempeña un papel muy importante en la naturaleza. Por la acción de los rayos solares, el agua del mar, de los ríos, lagos y lagunas se evapora y parte de ella se condensa en las capas más altas y frías de la atmósfera, formando las nubes. También hacen su aporte las plantas, con los procesos de evapotranspiración.

Las nubes, llevadas por el viento, descargan como lluvia, nieve o granizo, sobre el océano y sobre tierra firme. Al producirse la precipitación las gotas arrastran también las partículas en suspensión que hay en el aire. Después de una abundante lluvia el "aire está más limpio", se respira mejor.



¿Cómo participa el ser humano en el ciclo del agua?

El hombre utiliza directamente el agua para su consumo (proveniente de ríos o napas subterráneas), o lo hace en forma indirecta a través del consumo de vegetales o carnes. Parte de esta agua retorna al ciclo hidrológico a través de la transpiración, orina, lágrimas y otras formas de pérdida de agua de nuestro cuerpo. Además, en este "equilibrio hídrico" influyen todas las modificaciones que introduce el ser humano, tales como la expansión de las ciudades, la construcción de carreteras, la deforestación, la contaminación, etcétera.


¿Qué cantidad de agua vuelve a la superficie de la Tierra?

Las lluvias se pueden considerar como la "recuperación" del agua que se había escapado desde la superficie terrestre por evaporación. En los océanos se evaporan 850 km3 de agua cada 24 horas , pero cuando llueve sobre ellos, se precipitan sólo 750 km3. ¿Qué ocurre con los restantes 100 km3? Son llevados por los vientos a los continentes donde finalmente caerán en forma de lluvia y serán absorbidos por los vegetales y el suelo. Posteriormente se evapotranspiran o vuelven al mar por los ríos y el agua subterránea.


Inundaciones y sequías

De las precipitaciones depende la cantidad de agua o caudal que transportan los ríos. A mayor caudal, mayor será la fuerza de sus aguas, no sólo para erosionar el suelo, sino para arrastrar lo que encuentren en su camino: árboles, casas, animales, piedras. El exceso de agua que transportan los ríos provoca inundaciones,las que son muy dañinas cuando el hombre no toma las precauciones necesarias.

Por el contrario, la falta de lluvia produce sequías. Pasan meses sin llover, la naturaleza se opaca, la vegetación se reseca, el verde de los campos desaparece y la tierra queda desnuda y polvorienta. El viento, además, se lleva la capa de humus .Plantas y animales sufren por la falta de alimento. En nuestra región, la estación seca comienza en mayo y dura hasta setiembre u octubre.

Mediciones

¿LLueven gotas o milímetros?

Habrás escuchado en la radio, luego de un día de lluvia: "Cayeron 50 milímetros sobre la ciudad". Esto significa que por cada metro cuadrado (m2) de superficie, cayeron 50 litros de agua (cada milímetro equivale a un litro). La medición se hace con un aparato llamado pluviómetro.