Planeta Agua

El planeta Tierra bien podría llamarse "planeta agua" por la gran proporción de esta sustancia que cubre su superficie. Desde el espacio, océanos, mares, lagos y ríos le dan a la Tierra una sorprendente coloración azulada.

El agua y la Tierra

El conjunto de las aguas que forma parte de la corteza terrestre se denomina hidrosfera, o "envoltura acuosa". Ésta cubre el 71% de la superficie del planeta, mientras que las tierras emergidas ocupan el 29% restante. La mayor parte de la hidrosfera está compuesta por las aguas oceánicas (océanos y mares), y el resto la forman ríos, lagos, glaciares, aguas subterráneas, la humedad del suelo y el vapor de agua suspendido en el aire.




Los océanos son cuatro: Pacífico (el de mayor superficie), Atlántico, Indicoy Glacial Ártico . Todos ellos representan más del 94% de las aguas del planeta. El otro 6% corresponde a las aguas continentales y a las aguas presentes en la atmósfera. La hidrosfera representa el total de agua existente en la Tierra e interactúa con los otros sistemas físicos ( atmósfera, litósfera) y con el sistema biológico( biósfera ) funcionando como un sistema integrado y estrechamente relacionado.


El agua y la atmósfera

En la atmósfera se encuentra una cantidad variable de vapor de agua que aproximadamente corresponde al 4% del volumen total del aire . Se calcula que el vapor atmosférico alcanza los 14.000 km3 , lo que representa el 0,001% del volumen total de la hidrosfera.
La presencia de vapor de agua en la atmósfera da origen a la mayor parte de los fenómenos meteorológicos, como por ejemplo: las nubes, la lluvia, la nieve, el granizo, el rocío, el arco iris, los tornados y huracanes, las tormentas eléctricas, entre otros.


El agua y litósfera

El suelo es la capa superficial de la litosfera, donde se efectúan parte importante de los procesos bioquímicos que sustentan la vida en el planeta; en ellos el agua y la humedad del suelo desempeñan un importante rol. La humedad del suelo representa, aproximadamente, el 0.005 % del volumen total de la hidrosfera.


El agua y la biósfera

El agua, al incorporarse al suelo, tiene una estrecha vinculación con los procesos biológicos de todas las formas de vida sobre la Tierra. El agua conforma la solución acuosa de sustancias nutritivas que absorben las plantas a través de sus raíces, interviene en las reacciones químicas de los organismos y facilita la actividad de las bacterias que descomponen la materia orgánica.