Profundización para Docentes


  • Agua: transporte y alimentación

    Agua: transporte y alimentación

    El protoplasma, que es la materia básica de las células vivas, consiste en una disolución en agua de grasas, carbohidratos, proteínas, sales y otros compuestos químicos similares. El agua actúa como disolvente transportando, combinando y descomponiendo químicamente esas sustancias.
    La sangre de los animales y la savia de las plantas contienen una gran cantidad de agua que sirve para transportar los alimentos y desechar el material de desperdicio.
    El agua desempeña también un papel importante en la descomposición metabólica de moléculas tan esenciales como las proteínas y los carbohidratos. Este proceso, llamado hidrólisis, se produce continuamente en las células vivas.



  • Para bajar de peso es mejor tomar agua

    Para bajar de peso es mejor tomar agua

    Después del oxígeno, nada es más esencial para preservar la vida que el agua. La primera función vital es la de mantenernos bien hidratados. Pero, ¿por qué es eso tan importante? Sencillamente porque sin agua, la sangre no podría transportar nutrientes, oxígeno y glucosa a diferentes partes del organismo. Por otra parte, sin la suficiente cantidad de agua los riñones no funcionan a su debida capacidad, por lo que el hígado tiene que intervenir ayudando a éstos en sus labores.
    Entonces, como el hígado es el encargado principal de metabolizar las grasas en el cuerpo, si tiene que dejar de hacer algunas de sus funciones para ayudar a los riñones, la grasa que no metaboliza, se acumula y la persona aumenta de peso.
    O sea que, para bajar de peso, uno de nuestros principales aliados es nada menos que el agua. Además, las grasas se eliminan principalmente por medio de la orina.



  • La reserva de los camellos

    La reserva de los camellos

    Una creencia ampliamente difundida es que los camellos usan sus jorobas como tanques de agua. Sin embargo, no son depósitos de líquido, sino reservas de grasa para casos de urgencia, que el animal utiliza como una fuente de energía cuando no bebe lo suficiente.
    La mayoría de los mamíferos almacena el exceso de grasa alrededor del cuerpo y esta capa actúa como una manta que conserva el calor. Los camellos, como viven en las condiciones tórridas del desierto y necesitan eliminar el calor libremente, en lugar de tener una capa recubriendo el cuerpo, la almacenan en la espalda: en dos jorobas los camellos bactrianos de la región central de Asia y en una los dromedarios árabes (foto).
    Además, como no pueden evitar el intenso calor de su medio ambiente, permiten que su temperatura corporal aumente con la del aire, alrededor de 35°C por la mañana y más de 40°C a la tarde. Y luego transpiran para, gracias a la humedad, hacer descender la temperatura. De esta manera, un camello puede perder hasta el 25% de su peso corporal antes de que su vida peligre. Cuando tiene oportunidad de beber, es capaz de consumir hasta 80 litros de agua de una sola vez.



  • Las ranas no pueden beber agua

    Las ranas no pueden beber agua

    El agua gobierna la vida de las ranas. Como renacuajos, nacen en ella y como adultos rara vez se alejan. A pesar de su dependencia con el agua, las ranas no pueden beberla por la boca porque carecen de los órganos que se lo permitan.
    Entonces, ¿cómo toman agua? Aunque fueron los primeros animales vertebrados en caminar por la Tierra, sus pulmones están poco desarrollados y no les proporcionan todo el oxígeno que necesitan. La mayor parte lo absorben a través de su piel, que es permeable. La desventaja de la permeabilidad es que, al igual que el aire fluye a través de ella, los líquidos corporales pueden evaporarse y escapar. Por esa razón necesitan permanecer cerca del agua -en un estanque, charco, pantano o sobre la tierra húmeda-. Al mantener la humedad de su piel, las ranas pueden absorber agua en vez de beberla y evitar de esta manera que el interior de su cuerpo se reseque.