Agua y cultura

Desde los comienzos de la humanidad los pueblos siempre se han asentado a orillas de ríos y lagos. El agua dulce ha sido históricamente el factor condicionante de las actividades humanas, y lo seguirá siendo, pues es insustituible.

El agua en la historia

Desde el nacimiento de nuestra cultura, las primeras tribus y clanes comprendieron la importancia que tenía el agua para asegurar la supervivencia de la especie. En toda la historia de la humanidad, la mayor parte de los asentamientos se ubicaron en zonas geográficas con abundancia de agua. Los ríos eran beneficiosos ya que proporcionaban agua para riego y servían como vías de comunicación, aunque cuando crecían también solían provocar grandes catástrofes.

El ejemplo de la cultura Sumeria es uno de los más conocidos. Ésta se desarrolló en el fértil valle situado entre los ríos Tigris y Éufrates , hace unos 6.000 años. El estudio de esta civilización, de sus técnicas de cultivo y de su modo de utilización del agua, señala que la disponibilidad de este recurso cumplió un papel determinante en su evolución socio-económica.

En el antiguo Egipto, el valle fértil del río Nilo (el más largo del mundo con casi 6.700 km de longitud) proporcionó durante miles de años terrenos aptos para la agricultura.

Otras civilizaciones tuvieron origen en las denominadas llanuras aluviales : al norte de la India, en las márgenes de los ríos Ganges y Brahmaputra , nació la civilización Hindú; y a orillas de los ríos Yang-tsé y Huang-él (o Amarillo), se desarrollaron las primeras tribus chinas.

Algo que demuestra la importancia del agua para los pueblos es que en todas las versiones sobre la creación del mundo, el agua tiene mucho que ver como elemento fundamental para la vida.

Para todos los pueblos precolombinos del actual México, y en especial para los aztecas, el agua era el factor esencial de estabilidad y organización.


Tenían una técnica muy especial de cultivar: sobre los lagos que rodeaban la actual ciudad de México, armaban balsas con cañas ancladas con palos y cubiertas de tierra. Esta técnica se llamaba chinampa y les permitía obtener una gran producción de maíz.

Para los incas , el lago Titicaca era el centro del mundo original. Cerca de Cuzco están los baños del Inca, lugar de peregrinación donde la familia del soberano, con una gran ceremonia, acudía a tomar baños de agua de gran valor curativo.

¿Sabías que...?

Las civilizaciones agrícolas de las llanuras aluviales estaban constantemente amenazadas por los pastores nómades que vivían en las estepas y los desiertos. En épocas de crisis políticas, crecimientos de población o escasez de pastura para el ganado, estos grupos invadían los centros poblados, saqueaban las ciudades y, muchas veces, las destruían.